Extremófilos: Los verdaderos alienígenas

Al observar la inmensidad del espacio exterior, las incontables galaxias, con miles de millones de estrellas y muy probablemente cada una de estas con sus propios sistemas planetarios, contando con sus propias zonas habitables tal y como sucede en nuestro sistema solar, es innegable que una de las preguntas que más surgen es, ¿habrá vida allá fuera? Y si la hay, ¿Cómo sería?, ¿existen los alienígenas?

Bueno, antes de siquiera especular sobre otras galaxias, parece que tenemos bastante que aprender de nuestro propio sistema solar. Es bien sabido que hay varios candidatos para albergar “vida” en lugares como Marte, Europa (satélite de Júpiter) y Titán (Satélite de Saturno). Pero alguien podría preguntarse: ¿cómo es posible que en condiciones tan precarias pueda haber vida? Bueno, ahí es donde el descubrimiento de los Extremófilos  se vuelven de  nuestro interés.

La palabra extremófilo “significa amante de lo extremo”. Podemos decir que son organismos (en su mayoría) que pueden vivir y desarrollarse en ambientes que son hostiles para la mayoría de los seres. Los Extremófilos pueden ser ampliamente clasificados o distinguidos, dependiendo del ambiente en el que se desarrollan. Por eso podemos referirlos a los lugares más probables de nuestro sistema solar donde podamos encontrar alienigenas, cuyas condiciones, tienen semejanzas con las de la Tierra. Estos son algunos de los Extremófilos que se encuentran en nuestro planeta.

  • Metalotolerante: Organismos capaces de soportar grandes concentraciones de metales pesados en solución, tales como, Zinc, Arsénico, Cobre, Cadmio.
  • Poliextremófilo: Organismos capaces de vivir en más de un ambiente extremo.
  • Psicrófilo o criófilo: Capaces de vivir en temperaturas de 15° C o menos
  • Radio-resistente: Resisten altos niveles de radiación

Ahora vamos a centrar  nuestra atención en dos de ellos.

Los Radio-resistente y los Poliextremofilos.

Deinococus Radiodurans

Los Radio-resistentes son organismos muy peculiares, ya sabemos que son capaces de resistir ambientes con altas concentraciones de radiación. Dentro de esta familia encontramos al Deinococus Radiodurans, una bacteria capaz de soportar hasta 15.000 Grays (Gy) de radiación. Para tener una idea de lo asombroso que es esto, tan solo 10 Grays (Gy) de radiación son suficientes para matar a un ser humano. Pero ¿cómo es posible que esta bacteria sea capaz de soportar tan inhóspito ambiente?

Esta bacteria cuenta con pigmentos en su pared celular que le permite soportar altas dosis de radiación, además, cuenta con un conjunto de enzimas que repara el daño al DNA ocasionado por la radiación. Sin duda, estudiar este tipo de bacterias abre muchas posibilidades cuando se trata de la búsqueda de vida en nuestro sistema solar, ¿serán estos seres alienígenas?

Fuente de la imagen: https://www.micropia.nl/en/discover/microbiology/deinococcus-radiodurans/

Tardígrados

Ahora dirijamos nuestra atención a los Polioextremófilos. Estos microorganismos son los que podrían asombrarnos aún más, puesto que son aquellos que pueden soportar no sólo una condición de ambiente extremo, sino varias de ellas. Por poner un ejemplo, el muy famoso Tardígrado, puede sobrevivir desde el cero absoluto y hasta 150° C. Incluso sobreviven al vacío del espacio y bajo presiones muy extremas.

Los tardígrados tienen una proteína que cubre su ADN y lo protege de altas dosis de radiación, así se sabe que logra sobrevivir al espacio. De hecho antes que se supiera esto, se pasaba por alto la esterilización de las misiones que iban no solo a la órbita terrestre y la luna, sino que también, las que iban a Marte, por lo que nuestro primer contacto con verdadera vida alienígena en Marte pueda que sean estos curiosos animalitos. Irónicamente habríamos hecho una panspermia dirigida con nuestro planeta vecino.

Fuente: https://www.nationalgeographic.es/animales/2017/07/estos-animales-indestructibles-sobrevivirian-un-hipotetico-apocalipsis

Habiendo considerado todo esto, podemos preguntarnos, ¿aún creemos que la vida fuera de este planeta será como lo pintan en las películas? La realidad es que es cada vez mayor la probabilidad de que nuestro primer contacto con vida en el exterior de nuestro planeta sea, de hecho, con microorganismos como los que describimos, algo a lo que se le conoce como ejemplos de vida exótica, los verdaderos alienígenas.

Así que la próxima vez que pienses en si hay vida en planetas como Marte, Satélites como Europa o Titán, recuerda que podríamos estar hablando de especies similares a los Extremófilos.

Más artículos
El Hierro, muerte definitiva de la estrella.